BLOG
Monitorea tu salud con estos tatuajes que cambian de color

¿Te imaginas un tatuaje que cambiara de acuerdo a tu química sanguínea para saber si andas bajo de sodio, subido de triglicéridos o cualquier otro estado de tu salud? Pronto esto será una realidad, ya que investigadores del MIT Media Lab y la Escuela de Medicina de Harvard unieron recursos, fuerzas y conocimientos para desarrollar una tinta de tatuaje que reacciona a la química de tu cuerpo.


Tal como lo leíste. Los científicos especialistas del MIT se hicieron la pregunta: ¿Qué pasaría si los tatuajes no fueran sólo decorativos o estéticos, sino que además también pudieran transmitir información vital en tiempo real sobre tu cuerpo?


Esa fue la génesis del proyecto de DermalAbyss, creado por la investigadora Katia Vega, el cual explora las posibilidades de los tatuajes, a través de biosensores en vez de la tinta tradicional que emplean los tatuadores comúnmente. En colaboración con la Facultad de Medicina de Harvard, Vega desarrolló tres tipos distintos de tintas con biosensor, las cuales permiten medir parámetros en los cambios del líquido intersticial de nuestra piel, cambiando el color basado en los niveles de glucosa, sodio o pH de tu cuerpo. Radical, ¿no crees?


Y es que si Vega no se hubiera planteado esta posibilidad, tal vez no hubiera llegado a la conclusión de que nuestra piel puede actuar como un nuevo tipo de interfaz o catalizador. Esto se debe a que Vega lleva casi una década dedicándose a la llamada "tecnología estética", combinando su expertise cosmético con avances electrónicos recientes para crear, entre otras cosas, pestañas falsas, maquillaje conductor o esmalte de uñas habilitado para realidad virtual.



Avances, tatuajes y lienzos salubres. Un paciente con diabetes ya fue tratado con la tecnología de “tatuaje biosensor”, el cual aportó una parametría fidedigna sobre sus niveles de glucosa, yendo del azul al marrón, lo cual ayudaría a eliminar la necesidad de engorrosas y dolorosas pruebas diarias, generalmente traducidas en pinchazos y sangre.


Además, un tatuaje biosensor de sodio que brilla bajo la luz UV también podría ser empleado para informar al usuario sobre la cantidad de agua en su cuerpo, información útil para verificar los niveles de deshidratación y sobrehidratación. Así también, los escaños de pH pueden indicar la salud general, lo que podría ser de interés para las personas que disfrutan del seguimiento de su biodata, el cual se ha intensificado gracias a la moda de los corredores y el uso de weareables para medir el rendimiento.


¿Un médico en el centro de piercings y tattoos? Difícil predecirlo aún, lo cierto es que los investigadores se encuentran cada vez más cerca de convertir la piel en una interfaz, mientras que los tatuadores e ilustradores se imaginan el aspecto de éstas. ¿Estamos ante una nueva forma de tatuaje, como sugiere la investigadora Vega?, ¿es el inicio de una segunda piel?, ¿los emplearemos para comprender mejor nuestros cuerpos? Aún es temprano para saberlo, pero esto indica que nuestro cuerpo aún es un terreno fértil que no termina de sorprendernos.

Deja un comentario