BLOG
Matching tattoos: un pacto de por vida

Quienes aún muestran temor ante la idea de hacerse un tatuaje pueden argumentar muchas razones, pero en varios de los casos, una muy importante es el temor de no estar seguros de qué diseño hacerse sabiendo que es una decisión que se toma de por vida.


En una realidad en la que todo parece sustituible, reemplazable, cargar con algo que de ninguna manera podrás deshacer, no es fácil. Por lo general, quienes toman la decisión de tatuarse lo hacen con mucha antelación, se dan el tiempo de aterrizar exactamente la idea que tienen en mente, cómo lo imaginan, y buscar profesionales que lo plasmen en su piel tal y como lo quieren.


 Cuando los procesos anteriores son así de bien pensados e igualmente ejecutados, no hay margen de error, y sólo entonces puedes tener la certeza de estar haciendo realidad lo que previamente habías imaginado.


 Si tu compromiso con tus deseos es alto, no hay entonces por qué temer ante la idea de la perpetuidad de una imagen en tu cuerpo. De hecho, hay quienes tienen tal nivel de confianza que toman este voto de fe por partida doble: con su propia piel, y con otras personas.


 Para aquellos comprometidos existen los matching tattoos. ¿De qué hablamos? Simple, son diseños pensados y ejecutados de manera fraccionada, de modo que los tatuajes que luzcan las dos o más personas implicadas, tengan relación entre sí. Los hay de muchos tipos.


 Tipo rompecabezas


Como su nombre lo dice, los tatuajes de las personas involucradas se complementan a la perfección. Puede tratarse o no, literalmente, de piezas de rompecabezas, lo cierto es que sólo uniendo todas las partes se entiende por completo de qué va el diseño integral. Este tipo de diseño es el ideal para hacerse entre 3 o más personas, y casi siempre es familiar.






Complementarios


El diseño integral de todas las partes está planeado de manera que al unirlas, tomen un concepto distinto, como ensamble, aunque este tipo de tatuajes pueden entenderse igualmente por sí solos. A diferencia de los anteriores, los complementarios no empatan físicamente uno con otro, pero sí se trata de la misma estética y campo semántico, de manera que se entienda que hay relación entre los tatuajes de todas las personas que los lucen.




 Opuestos


La diferencia puede marcarla el color, por ejemplo, o el sentido del tatuaje, aunque por lo general tal oposición dentro de este tipo de tatuajes la marca el género, como se muestra en los ejemplos a continuación. Suele ser el tipo de diseño más solicitado por parejas.




Frases


Un diseño tipográfico fraccionado. Parte de la letra de tu canción favorita o alguna lectura que tenga un valor especial entre tú y tus seres queridos, puede quedar plasmado en su piel. La peculiaridad radica, igualmente, en que el texto completo no podrá leerse a menos que exista la unión entre todas las partes en que se divide el tatuaje.




 Gemelos


Como su nombre lo dice, son réplicas exactas. No hay cambio alguno en tamaño, color o técnica, solamente hay margen de variación en la ubicación del tatuaje en las distintas partes del cuerpo de los implicados.




Bien dicen que las promesas son para siempre, y qué mejor que materializar la tuya de manera permanente, sin temor de romperla, y además llevarla a donde quiera que vayas.


Si te gusta este tipo de tatuajes y tienes en mente hacerte uno con tu pareja, aprovecha la promoción que Slow Hands Tattoo Studio tiene para ti disponible hasta el 15 de febrero. Conoce de qué y agenda una cita para hacerlo posible.

Deja un comentario