BLOG
El tatuaje más caro del mundo: ¿mito o verdad?

Uno es ocioso, y busca en Google: "el (NOMBRE DE ALGÚN ACCESORIO, PRODUCTO O SERVICIO) más caro del mundo". Aparecen mil notas de mil medios que parecen dar la respuesta correcta: el iPhone más caro del mundo está hecho de oro puro y lo vende tal joyería de París. La taza de café más cara del mundo se vende en una pequeña cafetería en el hotel FRU de Estocolmo y vale tanto. Etcétera.


Es normal pensar que esos trucos sean en realidad hechos a la medida para grandes jeques árabes, que parecen no importar por los costos con tal de que las cosas que consumen sean doradas, estén llenas de diamantes o tengan alguna piedra preciosa dentro o fuera de ellas.


"¿Para qué hicieron un iPhone de oro macizo? Seguro para que lo comprara algún petrolero de los Emiratos." Y entonces uno sigue con su vida...


El asunto es que uno, por ingenuo quizá, no se da cuenta de que esas cosas no son más que golpes mediáticos. Es decir, a las joyerías que lo planean no les importa vender el iPhone de oro en sí, sino decir que lo tienen. Entonces van a aparecer, gratis, en absolutamente todos los medios de comunicación del mundo y el costo les vale.


Y esa es la historia del "tatuaje más caro del mundo", una aparente patraña que no es de tinta, si no, sí, lo adivinaron bien: de diamantes.


tattoo2-300x171


Si estos diamantes quedan impregnados en la piel de forma profunda, si terminan en la sangre o si son simple y llanamente un producto de la imaginación no queda demasiado claro, pero lo cierto es que Shimansky, la joyería sudafricana que lo promociona desde hace años, ha hecho de su idea un buen aparador para su marca.


¿Que por qué decimos que es una "patraña"? Simple y llanamente porque no es el primer proyecto del tipo que tienen: durante el Mundial de 2010 hicieron un balón brillante como los cabellos de Trump, al tiempo en el que pensaron en esta tomada de pelo.


Entonces: ¿es un tatuaje? ¿Tiene las características de un tatuaje? Imposible saberlo. Pero les dejamos la imagen que da fe de que existe un tatuaje, en un rincón del mundo, todo hecho de diamantes.

Deja un comentario